• Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon
Buscar
  • spazcidoncha

¿Emprendedor/a? Te damos 6 motivos por los que trabajar desde un coworking


Se calcula que a lo largo de la década de 2020 se alcance el punto en el que el 50% de todo el trabajo que se realice lo estén haciendo freelancers. Estos profesionales que trabajan por cuenta propia, entre otras cosas, tienen que decidir dónde va a estar la base de operaciones de su negocio, ya que de esta decisión depende, en parte, el resultado final de su trabajo. Normalmente, en los comienzos, estos autónomos deciden trabajar desde casa, ya que es un ambiente relajado, nos hace sentir seguros, es económico… pero reduce la productividad, puede hacernos caer en el aislamiento laboral, y, si tenemos clientes, no es la mejor de las imágenes. Otra opción es la de alquilar un local comercial, que evita los inconvenientes de trabajar desde casa, pero que tiene otros, como el elevado precio de los alquileres, o las molestias de tener que gestionar todos los servicios que necesita una empresa. En este sentido, los espacios de coworking surgen como un punto intermedio que busca la fórmula que más convenga a emprendedores y emprendedoras, especialmente desde el punto de vista económico y social.

Un coworking (o cotrabajo) es un lugar en el que profesionales de distintos ámbitos comparten espacio y servicios para trabajar en sus propios negocios, o colaborar en proyectos comunes. Veamos qué ventajas presenta esta nueva forma de trabajo:


1. Trabajas cómo y donde quieras. Los espacios de coworking suelen tener diferentes ambientes destinados a distintos tipos de trabajo, como oficinas, salas de reuniones, cocina, zonas para trabajar en proyectos compartidos, etc; y sus contratos suelen ser flexibles, pudiendo acceder al espacio de forma regular y duradera (contratos de larga duración), o por unas horas. Por ello, tanto si necesitas un lugar donde establecer tu base de forma permanente, como si solo necesitas mesa, silla e Internet por un día, seguro que el coworking más cercano se adapta a tus necesidades.


2. Espacio óptimo para ser productivos. Si el objetivo de un coworking es el de “llenarse” de emprendedores, su punto de partida es el de reunir los elementos y servicios que lo hacen eficiente como lugar de trabajo. Internet de alta velocidad, impresoras de alta capacidad, proyectores, una buena iluminación, muebles adecuados, y mucho espacio para trabajar y crear son cosas que uno sabe que va a encontrar en un coworking.


3. La mejor relación calidad-precio. El concepto clave del coworking es compartir (espacio, servicios, experiencias, contactos…), y los gastos no son una excepción. Servicios imprescindibles para cualquier negocio, como electricidad, agua, Internet, impresora, limpieza, etc., pueden resultar caros si una única persona hace frente a todos los costes, pero es casi inapreciables si se comparte con otros profesionales. Además, la mayoría de espacios de coworking incluyen todos los gastos dentro del precio de alquiler, haciendo que ni la contratación ni la gestión de esos servicios dependan de los coworkers, así que, ¡una preocupación menos!


4. Networking diario y aumento de clientes.

Como ya hemos dicho, un coworking es el punto de encuentro de todo tipo de profesionales (y sus clientes), que cada vez valoran más de este tipo de espacios el poder establecer redes de contactos duraderas. Además de la búsqueda de sinergias con otros profesionales con los que trabajar en proyectos comunes, los coworkers también tienen la posibilidad de aumentar su cartera de clientes dentro de su propio espacio de trabajo. Para favorecer esto es importante que desde la gestión del propio espacio se intente conseguir precios especiales entre coworkers.


5. Desarrollo de competencias.

Los espacios de cotrabajo suelen organizar jornadas formativas, como cursos, talleres, conferencias…, normalmente bajo petición de los propios coworkers, y, a menudo, en colaboración con ellos. En este sentido, un coworking no se limita a funcionar como sede social de emprendedores, sino que debe tomar un papel activo en todo su desarrollo profesional.


6. Localización estratégica. Ya que normalmente los miembros de un coworking son emprendedores, la localización del local es de suma importancia. Los nuevos empresarios tienen que estar en movimiento casi continuo haciendo funcionar su nuevo negocio, por lo que el local desde el que trabajen debe ser céntrico, tener buena conexión con el transporte público y encontrarse en un área dinámica, con más negocios a los que dirigirse o de los que obtener servicios.


156 Coworking es una comunidad de emprendedores localizada en pleno centro de Narón, que crece día a día y que pretende convertirse en una comunidad fuerte de empresarios y empresarias. Contamos con oficinas privadas y espacios de trabajo diáfanos, salas de conferencias y de formación, cocina, foro, recepción, y mucho más, para que sea cual sea tu proyecto, lo puedas desarrollar con nosotros al ritmo que tú elijas. Solo por contarnos tu idea te invitaremos a un café, ¡no te lo pierdas!

136 vistas